jueves, 31 de diciembre de 2015

Close To Me

Millones de ídolos de barro y venían por mí. A regocijarse en la coyuntura del campo y de la savia de cualquier prudencia.

Apóstoles y adalides, a posteriori de mí único destino.
Nunca la sinceridad podría desmitificarme.
Cerré, y encontré mí lápida. 

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ostras para calmar la libido

Eran bastantes las suposiciones a propósito de qué la libido definiría el mundo. Yo, casi esclavo de la estética que imponía recordar para eternizarse y sorprenderse, me deje ir. Me convidaron ostras apetecibles de esas que fluyen por la re-interpretación del mar, y por magia me embravecí.

Yo quería de vez en cuando, en todo caso calmar mi ego. No decirle a mi carne inteligente que no sabía absolutamente nada, de los problemas climáticos y antisociales. Pero tuve que callarme. Por la propia consideración de las ostras.




Los Anteojitos Verdes Del Presidente

 Miope el susodicho del comité que nada decía sobre sus viejas artimañas de estrategia  comunicacional. Aunque, aún así, era beneficioso hundir a una región entera para luego restaurar  la paz en nombre de su Dios o de alguna otra conceptualización económica.

Yo era bastante incrédulo. Lo suficiente cómo para aprender a observar la ingratitud entre los vínculos más personales. Y me hablaban de ideología e incluso, de injusticia divina.

Siempre dude de mí, de mi confianza. Pero de mi alma hermosa, simplemente la deje brillar.


La Desconfianza Necesaria Para No Pagarte

No era que te tenía desconfianza o que me lleve por dichos de terceros.
Mi timidez e ignorancia superaban en creces a poder considerarme en altura de circunstancia y tratarte sin prejuicio o malos entendidos.

Y sí, pagarte con mal no lo iba a realizar. Tarea de resentidos.


Ciática Resolutiva

La ciática me jugaba bien. Nunca con trampa. Y eso era para merecer en cierto sentido, mi afecto. La resolución del conflicto pasaba por otro lado.
Nunca una comunidad vocacional podría ser feliz sin el dinero necesario.
No hacia falta expresarlo. 

Me Fui. Me fui con la ciática esperando se enternezca dentro de mis piernas.

martes, 29 de diciembre de 2015

Recomendaciones Para Una Nación Desunida

Querían una nación que pudiera superarse a sí misma pero no tenían ni el mínimo interés de aportar recursos para re-direccionarlos en esa vía.

Era tontísimo y a la vez cínico, creer que sólo deseando y no procurando un bienestar general, un territorio entero podría desplegarse en sus más bellas formas. Había que poner inversión genuina. Reconducirla y regenerarla. Obvias ideas perimidas dentro de la historia.

Pero yo quería en ese sentido un estratagema. Un estratagema de lucidez lleno de teorías y prácticas que puedan direccionarse bajo tales términos. 

El resto era furia. Insolencia.
Chabacanería. Conceptualizar soberanía y no tenerla.

No querían los alquimistas perpetrarse en sus bases con tales argumentos. Eso. Un amor entre las pampas.

El Mapita De Los Clientes Perversos

Yo sufría mucho con las indicaciones dadas de manera turbia y falsa.
Nunca pude saber realmente porque entre ellos se regordeaban en esos intersticios de decir lo simulado y ficticio. Supongo que en la falsa política, habría algo de la fría idea de indicar lo incorrecto.

Y tuve que estremecerme entonces, cuando me explicaban entre dudas y cantos que a través de  esas indicaciones incorrectas encontraríamos al mismísimo Padre del Reino de los cielos. Yo tenía un mapita bello y resplandeciente para augurarme, el amor final de mi vida.

Pero era cierto. Dejé de sincronizar la simulación del fraude y volví a la nada.

Supe de mi inocencia perversa y morí.