sábado, 28 de febrero de 2015

Los que querían hacer plata, sin hacer nada

Estaba escuálido y no tenía razón de ser. Muchas veces me decían que era triste ver gente así y tan maltratada por la sociedad. No importaba, cada uno en su elite de consideraciones auténticas y los glotones desparramando quejidos.

Era triste capaz, por las noches salir con los espectros re-considerados de la muerte y ninguna virtud para los que tiran de los bueyes y se apropian de sus conveniencias. Querían money pero sin hacer nada. Tufillo a niño lumpen y otras tantas arbitrariedades de los dueños del amor. (acaso existe y nunca me di cuenta).


Y estaba intenso la cosa. Pero no te iba a decir la verdad. Naturalmente, amaba en silencio y sin ninguna participación de Dios. Lobotomía del lasér, incluso, sin secuaces de la ley.

jueves, 26 de febrero de 2015

La Fama Del Guru, Exceso.

Yo caía. Química y el viento de los mares. Pero nada iba a detener la secuencia impostora de los que se redimen ante Dios. Te educaba. Escondía los inventos de la gente y te enseñaba el artificio del supremo amor.

Era imprevisible saber si me amabas, pero no me interesaba más que por un ego no resuelto de los injuriosos.


Y entonces, aparte de los deseos del mundo en cuanto nunca repliega conducta, yo caía. El excedente lo guardaba en la desideración de mi cuerpo.


Antes había amor. Ya no. Ya no.


(exceso).

martes, 24 de febrero de 2015

De la Apelación del (Dakota)

Todo estaba por verse cuando sucedieron los hechos explícitos de no generar controversia. Diciendo que era imposible no enriquecerse con consideraciones tales, de snobismo y tela de juicio. Y al acabose del mundo, mentirte por no poder pagar algunas deudas era casi lo lógico.

Quería que te fugaras conmigo. Pretensión inadmisible pero posibilitaba el amor oscuro que escondías de los otros. Aunque una y otra vez la idea que motorizaba el salvarte, era el dinero. Ni la religión de tu pensamiento podía cambiar semejante realidad simbólica.

(Eramos dos, al intento de naufragar los sentimientos).
Nunca tuve la información precisa. Pero te quería.
Mucho ego, pero te quería.


martes, 17 de febrero de 2015

Las Bases Déspoticas de la Imaginación

Rencor. Tanta lujuria soñada para enamorarte y ni siquiera recordaste mi nombre. Era obvio. Tenias datos que elucidaban de mis intenciones. Quién sabe, propuestos para indicarte de algún sentido.

Pero no había modo para mentirte mejor. Tanta imaginación de un mundo mejor y las bases (ideas) no tenían parangón real. Quería que descubrieras la verdad. 


Y que nadie pudiera discutirte de su objetividad. Imposible. A veces se inflan, sabes, las historias. Y no existe intuición correcta. Aunque tengas el anticristo de tu lado, tanta subjetividad te lástima. Deberían juzgarte por no darte cuenta (culpa) de tus intromisiones en los gustos de la inmortal naturaleza.


Y sin enrojecerte, nada más me interesa que el orgullo por la verdad. Desclasificar y saldarte los falsos amoríos.


sábado, 14 de febrero de 2015

Los Ricachones Ambientalistas (el arte era tan listo)

Dios, como te amo. Te amo tanto que ni considero la propia existencia de tu mente. Como te amo. Un amor entre ceja y ceja. Palaciego y natural del campo frenético. Aunque, idealista el pendejo que te quería con una novia resplandeciente y sin subterfugio. Pero no. No estabas para dilucidar indicios de algunos foráneos, que trataban al ambiente sin verticalismo ideológico. 

Dios, como te amo. Ni sabía que tenías aura. Aunque tampoco se hoy, de su significancia potenciativa. 

Adrede, el dinero.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Teoría de los narcisistas ( práctica del caos)

La celebración de los cosmopolitas era un invento para apañar a los inútiles. Terrible consideración de los que embaucan las leyes especiales.
Porque trabajar, no era aflojarle al deseo del mal y encapricharse con tonalidades espirituosas.

Adrede venían los inventores de las estructuras partibles y daban amor, por un reino sometido al caldo de las informaciones ilegales.


Y daban por hecho, que el amor era el crucificado.

martes, 10 de febrero de 2015

Fastidio Del Sado

Le preguntaba si quería ser mi amante. A escondidas porque era lo que se estilaba. 

No puso resistencia y se comió el pescado victorioso. En breve, y por falta de autoridad moral, vigila los amores engañados de rupestres manos que pretenden más de lo mismo.

Yo le tenía el calor por el candor de un amor inalcanzable. Pretendido por los poderes de turno. (Virgen)

Aunque no se pavoneaba considerando la lucha de clasistas fastidiosos. Al contrario, lucía las carnes permeables para el ataque. Y un día cruel, murió.

Murió con el daño cerebral de los payasos.
Eterno era su amante que no lo quería.
Humanismo y psique-función.

lunes, 9 de febrero de 2015

La Época más pendenciera de mí inteligencia

Ante tanto complejo de inferioridad, debía regresar en el tiempo. Y uno no sabe porque cierta inteligencia nuestra, observa el destino acaparándolo todo y restando amor verdadero. Aunque algunas veces, eso posibilite el diálogo.

Ser pendenciero se ha vuelto lo habitual en los márgenes de la hipocresía reinante. Tanta persuasión de los datos emocionales, hacen que Dios no me crea.

 Y cuando digo Dios, ríen por presumirme ignorante. Y yo lo vi. Nadaba como un pájaro sincronizado. Pequeña virtud de saberse existente sin más idea de que existe. Pero el pendejerio no lo entiende. 

Comprender, parece plantearse como una mera cuestión de estado. Lo que era entonces, idéntico al teorema de mefistófeles. Existe en la mente, artificial qué, con sapiencia articula los grados de involucración de la inteligencia para justificar y legitimar.

No sé, lo que sea. (a veces le llaman rencor de las injusticias).



viernes, 6 de febrero de 2015

Clístenes, el estratega

Venía la intencionalidad establecida y lo borraron para bancar al enmascarado. Había prejuicio sí, y ganas de decirle sobre la baja economía.

No hubo caso. Espiaba los movimientos del sismo y diagramaba la posibilidad de imponer la inexistencia (cuerpo). Motivos qué, humildemente, fondean en la absoluta virtud de la fidelidad del amo. Niños aristócratas en busca de crear soluciones al respecto. Sin amor, pero con la pasión de la mente inconclusa. Y al parlare, no se sacan la significación del inconsciente.

Estigma y consideración del fondo reservado. Bipolarismo de los mortales.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Modus Operandi, Excursus Ideado

Quería enamorarme pero no había quién. Entre tantas ideas berretas del amor preferí la de la química olvidada, tierna y antojadiza de los valores que fecundan lo mejor de la humanidad, intrínseca felicidad de los anónimos. Y te vi pasar. Rodeada de principios sarcásticos que sólo envidian que Dios no exista.

Incluso utilizando el perogrullo establecido de los bienes abandonados y esas cosas que confunden a los pobres.


Pero quería dilucidarte sin suicidarme. Creo que es lo correcto.

No pude. Peces sin ideas flotan dormidos en la penumbra de los sabios. Que importa, el pelo rosado del ignorante atesta de informaciones que encauzan a la verosimilitud del capricho.

Yo, era una operación. Ahora lo mitificamos.

lunes, 2 de febrero de 2015

Junco, idolatría abstracta de las traiciones

No apareció más y nunca se entristeció, por hacerle creer al resto que era auténtico y no poder verificarlo. Por afuera, innatamente tenía mujercitas del que dirán. Terco y fidedigno de los que lo quieren bien y sin mentiras.

Pero no hay traiciones básicas como para empezar a domesticarse. El mundo de la carne escondido ya en los juncos. Apariencia testaruda y sin criterio para enamorarse. Alas rojas de los deseos veraniegos.