jueves, 31 de diciembre de 2015

Close To Me

Millones de ídolos de barro y venían por mí. A regocijarse en la coyuntura del campo y de la savia de cualquier prudencia.

Apóstoles y adalides, a posteriori de mí único destino.
Nunca la sinceridad podría desmitificarme.
Cerré, y encontré mí lápida. 

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ostras para calmar la libido

Eran bastantes las suposiciones a propósito de qué la libido definiría el mundo. Yo, casi esclavo de la estética que imponía recordar para eternizarse y sorprenderse, me deje ir. Me convidaron ostras apetecibles de esas que fluyen por la re-interpretación del mar, y por magia me embravecí.

Yo quería de vez en cuando, en todo caso calmar mi ego. No decirle a mi carne inteligente que no sabía absolutamente nada, de los problemas climáticos y antisociales. Pero tuve que callarme. Por la propia consideración de las ostras.




Los Anteojitos Verdes Del Presidente

 Miope el susodicho del comité que nada decía sobre sus viejas artimañas de estrategia  comunicacional. Aunque, aún así, era beneficioso hundir a una región entera para luego restaurar  la paz en nombre de su Dios o de alguna otra conceptualización económica.

Yo era bastante incrédulo. Lo suficiente cómo para aprender a observar la ingratitud entre los vínculos más personales. Y me hablaban de ideología e incluso, de injusticia divina.

Siempre dude de mí, de mi confianza. Pero de mi alma hermosa, simplemente la deje brillar.


La Desconfianza Necesaria Para No Pagarte

No era que te tenía desconfianza o que me lleve por dichos de terceros.
Mi timidez e ignorancia superaban en creces a poder considerarme en altura de circunstancia y tratarte sin prejuicio o malos entendidos.

Y sí, pagarte con mal no lo iba a realizar. Tarea de resentidos.


Ciática Resolutiva

La ciática me jugaba bien. Nunca con trampa. Y eso era para merecer en cierto sentido, mi afecto. La resolución del conflicto pasaba por otro lado.
Nunca una comunidad vocacional podría ser feliz sin el dinero necesario.
No hacia falta expresarlo. 

Me Fui. Me fui con la ciática esperando se enternezca dentro de mis piernas.

martes, 29 de diciembre de 2015

Recomendaciones Para Una Nación Desunida

Querían una nación que pudiera superarse a sí misma pero no tenían ni el mínimo interés de aportar recursos para re-direccionarlos en esa vía.

Era tontísimo y a la vez cínico, creer que sólo deseando y no procurando un bienestar general, un territorio entero podría desplegarse en sus más bellas formas. Había que poner inversión genuina. Reconducirla y regenerarla. Obvias ideas perimidas dentro de la historia.

Pero yo quería en ese sentido un estratagema. Un estratagema de lucidez lleno de teorías y prácticas que puedan direccionarse bajo tales términos. 

El resto era furia. Insolencia.
Chabacanería. Conceptualizar soberanía y no tenerla.

No querían los alquimistas perpetrarse en sus bases con tales argumentos. Eso. Un amor entre las pampas.

El Mapita De Los Clientes Perversos

Yo sufría mucho con las indicaciones dadas de manera turbia y falsa.
Nunca pude saber realmente porque entre ellos se regordeaban en esos intersticios de decir lo simulado y ficticio. Supongo que en la falsa política, habría algo de la fría idea de indicar lo incorrecto.

Y tuve que estremecerme entonces, cuando me explicaban entre dudas y cantos que a través de  esas indicaciones incorrectas encontraríamos al mismísimo Padre del Reino de los cielos. Yo tenía un mapita bello y resplandeciente para augurarme, el amor final de mi vida.

Pero era cierto. Dejé de sincronizar la simulación del fraude y volví a la nada.

Supe de mi inocencia perversa y morí.




lunes, 28 de diciembre de 2015

Pánico De Un Amor No Correspondido

Tenía que llorar porque hacían lo contrario a lo que se estipulaba como divino. Ciencia degrada y contaminación del ambiente. Pero según el veredicto popular: ¿era necesario realizar el mal para restaurar el bien?.


¿ Ésto era así?.

Así navegaban sus pasos. Bajo ese lema parasitario. Y el pibe boqueaba y boqueaba.

Yo no iba a cambiar sus modos de ser. Ni yo, ni los arrogantes de clase.

sábado, 26 de diciembre de 2015

El Beso Ante La Incapacidad De Juzgar

La guerra era una sensación dichosa y nunca los pueblos se sentían caducos, ante tamaña posibilidad de expresarlo. Y eso era virginal para algunos pobres meticulosos del saber (Dios se sabe solo). No grandilocuente, sólo y aparecido de abstracto .

y en eso axiomas, incapaces de demostrarnos la veracidad absoluta, reíamos y mostrábamos la tenacidad del sueño. Amarnos sin saber por qué. 

jueves, 24 de diciembre de 2015

La Arañita De La Dilucidación

Yo consideraba siempre lo equivocado. Iba último en la apreciación del sexo sin amor y eso era antipático. No importaba, entonces para dilucidar lo que la araña sistemática del mundo perpetraba porque ello ya era parte de la moraleja.

Yo era uno de los tantos que sabían de cualquier ley, alguna que otra religión, la filosofía profunda olvidada, y el resto de los dichos de Dios que me llegaban por intuición superlativa. Para el amor, todo eso no me servía de nada.


Consideraba lo superfluo, la libido y el ecosistema de un mejor mundo que desconocía. Iba a la noche y me estremecía.

Espiritualmente, no hacía caso a nadie. No sabía de eso ni de la armonía de las fuerzas del chakra, anquilosadas.

Había arañita del conocimiento. Que tonto.




miércoles, 23 de diciembre de 2015

La Presunción Del Sacrificio

Ya tenías todo dicho pero seguías mintiendo. Se suponía que tenías una posición política de izquierda, al menos eso decían los informes fidedignos.
Y que entonces, no te caían en aprecio los militares.

En rigor, habían algunos que trataban de dilucidar la supuesta autoridad moral que tenías para hacerte trizas de un momento a otro.

Yo ni sabía de los espías. Se entrometían en todo y usualmente con ganas de juzgar en sus descubrimientos las acciones del resto.

Había olor a tufillo narco favorecido y de eso no esgrimían precepto.

Nunca iba a enamorarme de tal manera, de la verdad, por sí las cosas. Sí ni la había.

martes, 22 de diciembre de 2015

Acto Disposicional, Sustancia Física

Había un panóptico que observaba con lujo de detalle la vida de los pobres. Se hacía tumultoso distinguir el verdadero contralor y eficacia, cuando se embriagaban de sus observaciones.

Y se hacía evidente que no querían poner coto a la recopilación de datos ficticios y desacreditar al propio fundamento de la calle.

Paciencia y una constancia menor. Enhorabuena del acto. 




sábado, 19 de diciembre de 2015

Corazón Frívolo Y Desencantado

A fin de cuenta no tenías mucho entusiasmo en superar la valla de la adversidad propuesta por la propia idea de vivir en sociedad. Te lastimaba cómo a cualquier otro, la idea de creer lo injusto como un castigo necesario para darnos cuenta qué no eramos inmortales, y sin necesidad del prójimo. 

(Porque no sabías que quedaba algún sentido, el alma te quedaba estupefacta).

Germinaba una praxis del amor abstracto.  Y por fuera de la construcción de las redes. Igual te tensaba el clima de afecto, por no comprender la idea bella de la intensidad de la sangre.

Una sangre que demostraba la consideración de existir. De existir y lograr la felicidad de la carne. Al mismo nivel del mundo. Al mismo corazón frívolo y desencantado.


jueves, 17 de diciembre de 2015

Hombres Probos Desbarrancados

Yo solía distinguir entre lo que apetecía mi alma y lo que me sugería el bienestar de algún resto de la sociedad. 

Cosas bellas y de índole arbitrarias, eran lo común para los que confiaban en superar el arrepentimiento del ser.

Aunque era cabizbajo el pendejo que creía que Dios era un invento más, metafísico y funesto. Por ello, yo nunca quise parecerme a esos hombres probos y desbarrancados que juraban por la idea superlativa de justamente Dios, y luego se veían con el engaño.

El deseo de la probidad viciada de contenido no me servía.

Juraba y rejuraba que me había equivocado en enjuiciar cuando no era quién. Pero lo hacía. Hombres probos desbarrancados.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Punto, Cuando La Felicidad Era Plena

No era en vano cuando te dije que el tipo conceptual de la medicina holística no funcionaba cuando el soberano se implicaba de fraude.

Y tampoco era en vano almidonarse un poco, para decirle al futuro que fuimos felices por nuestra propia capacidad de serlo. Es decir, nunca inducidos a festejar lo que no comprendíamos y tener que interpretar lo que nos imponían. 

En fin. Tenía vértigo el pasaje hacia la instancia mayor. Me quedaba un tic y no sabía si era por la inversión del sistema. Así, en esas ideas temblorosas de cosas que no entendíamos sufríamos el punto.

lunes, 14 de diciembre de 2015

La Eficacia Del Rey Imaginario

Empleaba varias consideraciones inoportunas al establishment de la incredulidad. Al sosiego del amor real, había requisitos que ningún juez del mentado apocalipsis podría infular como eficaces.

Yo lo adoraba a ese rey imaginario que pasaba partes de guerra a posteriori de los hechos incausados.

Y al final de su cosmovisión, evolutiva. Tentaba a los pájaros a dilucidar su sugerencia de felicidad creíble.

Catarsis, daba el groove del ser.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Los Burreros

Auguraba el ex- Militar, algunas de las contradicciones básicas que implicaban considerar un cambio nuevo. Sustentado en directrices superfluas que no desmenuzaban a fondo, las mil formas de la implosión de la carne.

Eso era, para los burreros que pretendían del papel, la mayor participación de sus ganancias.

No teníamos ni los mínimos requisitos de sabiduría para enfrentar la soledad de un pesebre sin gracia. Pero nos reíamos. Nos reíamos y alardeabamos de la superación de la tierra.

Le preguntaba inmensamente a mis padres si desconfiaban de la fuerte intensidad de Dios. No podían imaginarse otra historia.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Amnistía Para El Pedante

Teníamos varias significaciones deterioradas y no había manera de sustituirlas. Por eso me detenía en observar el yerro. No pretendía entonces, en aras de la magnificencia decirle al prójimo que estaban obligados a cultivarse y esgrimir autocríticas de lo que nunca comprendieron.


Dios y sus discípulos no eran capaces de perdonar lo que varios ignorantes se impedían de dilucidar. ¿Entonces qué?

Yo me iba al fuego del infierno pero vos me amabas. Yo lo sabía, vos me amabas con un corazón notable y sin el ardid de adularme.

Decías significación y yo ya no sabía.












miércoles, 9 de diciembre de 2015

Te Dijeron Cosas Malas De Mí

Era inteligible. No podía saberlo. Horrorizaron gran parte del discurso jurídico para acrecentar las distancias concomitantes del sistema.

Al parecer frívolo y torpe en las cosas que te interesaban seriamente, perdí la posibilidad de hacerte feliz de la manera que merecías y eso ahora me duele.

Yo nunca iba a enamorarte en el sentido que imponía el mundo y tener que avasallarte en tu decisión más propia.

Pero eras así. Te decían cosas malintencionadas de mí y las creías así, así porque sí. 

Era el viento para colmo lo que te seducía y amabas. Cosas de entonces. Cosas sin sensación de verdad.


lunes, 7 de diciembre de 2015

El Avestruz, Cero Implicancia De La Modernidad

Estaba convencido entonces de que me pertenecías. Habían intereses de por demás, opuestos en mi mente que cabalmente me insinuaban que iba a quedar con mucha desazón. 

Era un incrédulo convencido de la posibilidad de amar ante cualquiera de las circunstancias que disminuyeran mi ser.

Tenían razón encima. Aquellas suspicaces despechadas que no volvieron a considerar mi nombre, ni por casualidad ni conveniencia.

Y yo, cero indignación. 

viernes, 4 de diciembre de 2015

Chico Americano Y Feliz

Yo creía en la virgen, lo supe desde el primer momento. Después me engaño. Me engaño obviamente por el propio despliegue de la historia. Quedé con el as y siempre resentido. No quería de las explicaciones furtivas que implicaban aceptar el error de mi vida. 

La amaba aunque debía soportar todo el prejuicio de clase cuando murmuraban que ella, no sabía nada del mundo y decía sólo de la experiencia.

Yo me veía feliz y augurando el desenlace de la virgen terrenal y ficticia. La enamoraba de ideas bellas y posiblemente superlativas. En rigor, renegaba de mí y de la incomprensión del feedback.

La amé. Digno del amor y su revolución.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

El Mañanero

Me entrometí en la pelea para capitalizarte el desarrollo de la intromisión de la parte errada.

Cosa de abogaditos bien. Pero era  incierto que la vaca mendiga  nos dijera la verdad. Aunque no nos importaba.

Secreteaban que se adeudaba un plus y los latigazos se sentían ya sobre mis virtudes.

¿Daba para hablar?.

Anoche soñaban con tomar el poder de los incrédulos y acaso, permitirse un rato de amor pasajero.

Unitario de todas maneras, el disco que me halagaba en el talento de domar preceptos no científicos.

No lo supe.

Había obligación de inmolarse y negar cualquier sabiduría que nos muestre blanco de los contricantes.

Yerro. Amaba a los espías.